La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y el consejero de Movilidad y Vivienda, José Marino, han mantenido un primer encuentro de trabajo que ha servido para avanzar en proyectos comunes entre las dos instituciones y cerrar acuerdos que habían trabajado hasta ahora de manera conjunta y que son prioritarios para el Consell de Mallorca, como son la participación en el diseño de políticas de movilidad, transportes o vivienda en la isla.

Uno de estos acuerdos, que se formalizará mediante un convenio, es la cesión de pisos del IBAVI en el l Institut Mallorquí d’Afers Socials para cubrir necesidades de emergencia o vulnerabilidad social temporales en Mallorca. Serán diez pisos ubicados tanto en Palma como en la parte foránea que el Consell a través del IMAS destinará, principalmente, a acoger de manera temporal familias que hayan sufrido un desahucio y no tengan alternativa habitacional.

«Es imprescindible que las instituciones públicas damos respuesta a situaciones de emergencia social y habitacional, especialmente, en un momento como el actual. Desde este Instituto ya lo están haciendo y este acuerdo nos permite desde el Consell hacer políticas sociales también en temas de vivienda »ha apuntado la presidenta Cladera.

Marino ha destacado “la importancia de la colaboración institucional para atender las situaciones de emergencia a través de los recursos más adecuados para gestionarlas. Por ello, se ha apostado por la cesión de estos paquete de diez viviendas en el IMAS para atender familias en circunstancias excepcionales y facilitarles una vivienda temporal, como un recurso diferente en el parque de alquiler que gestiona este Instituto “.

Esta es una línea de colaboración que el Consell trabaja con la Conselleria de Mobilitat i Habitatge y en la que seguimos trabajando con otros proyectos, como es una oficina de acompañamiento en materia de vivienda para personas en situación de riesgo de exclusión social.

Por otra parte, en la reunión también se ha avanzado en la contribución del Consell de Mallorca en el diseño y toma de decisiones en materia de movilidad y transportes. En este sentido, Cladera ha recordado que «esto pasa por la incorporación del Consejo de Mallorca en el Consorcio de Transportes de Mallorca. El Consell entraría a formar parte y así contribuirá en decisiones importantes que ahora están sobre la mesa, como el tranvía en Palma y que suponen un cambio importante en el modelo de movilidad de manzana »dijo. «Estamos absolutamente de acuerdo con el hecho de que el Consell, tenga o no tenga competencias completas en movilidad y transportes, pueda contribuir con aportaciones tan técnicas como políticas o administrativas desde el Consell d’Administració de el Consorci de Transport de Mallorca, para el transporte es una parte importante de la cohesión social en un territorio », expresó Marino.